Punta Ninfas

Hace un tiempo escribí sobre 10 años de mi primera visita a Madryn y en uno de los últimos posteos sobre relación alumno-maestro.

Cuando viajé a Madryn por primera vez yo era un maestro joven, en términos de experiencia como Maestro Reiki. Cuando miro para atrás, me doy cuenta que bueno fue el apoyo y aceptación de mis primeros alumnos que me permitieron comenzar a desarrollarme como maestro. ¡Porque sin alumnos no hay maestro!
Tengo muy presentes mis primeros seminarios. Y siempre recuerdo mucho mi primer seminario de Segundo Grado en Madryn, con Juan Carlos y Alfredo. Hicimos la iniciación a la mañana muy temprano, salía el sol y estábamos en el departamento de Elba. Para quienes conocen Madryn, frente al parador Na Praia, en un ¿séptimo? piso, con vista al golfo. Allí el sol sale en el golfo, de manera que tuvimos la salida del sol en el mar, vista desde la ventana e hicimos la iniciación. Luego…cargamos algunas tartas galesas que yo había comprado, seguro también mate y algún té y nos fuimos en el Renault de Juan a Punta Ninfas. Allí Alfredo y Juan aprendieron, entre otras cosas, a enviar tratamientos a distancia ¡rodeados de lobos marinos!
No creo que Punta Ninfas siga igual, tan salvaje como lo era hace 10 años y los animales tan mansos que en un momento en que Juan se recostó en la playa, en las piedras, para recibir un tratamiento de Reiki a distancia que le enviaba Alfredo, un cachorro de lobo marino se acercó y se recostó junto a Juan (para nuestra sorpresa) hasta que su mamá se arrimó a retarlo y cachorro tuvo que retirarse un poco.
Hace unos días me enteré que Alfredo no está más en este plano físico. Ambos aprendimos, con nuestra práctica de Reiki, que la realidad es más amplia que sólo este plano.

Esta entrada fue publicada en Varios y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.