2019, un año bueno y muy intenso

¿Por dónde comienzo? El año aún no terminó e imagino buenas cosas en estos días que quedan. Pero voy a comenzar con mi viaje a Hawaii , del que volví hace 10 días.

El comienzo de Reiki en Occidente

Esa casa de la foto es donde Hawayo Takata dio sus primeros tratamientos de Reiki. Hoy es una vivienda privada y nada hace saber lo que sucedió ahí. Fue muy emocionante detenerme a mirar la casa, junto a otros Maestros de Reiki.

Es en la isla de Kauai. Fui a participar del entierro de las cenizas de Phyllis Lei Furumoto, el 24 de noviembre. Fue una ceremonia íntima, donde estaba su mujer, Joyce, sus hermanos y hermanas, sobrinos, y también un grupo de Maestros, entre ellos su Sucesor, que estuvimos junto a Phyllis en distintos momentos de su vida. Algunos desde el comienzo de su camino como Maestra de Reiki , a fines de los años 70 y otros que la fuimos conociendo después. Llegamos desde 17 países, a honrar su memoria y agradecer por su entrega.


Al día siguiente , el 25, hubo un día de celebración. Con tambores, música y baile Hawaianos , compartir historias, comida y bailar. Sin dudas, como Phyllis hubiera organizado. ¡Gracias, Joyce, por haberme invitado! Me sentí honrado de haber participado junto a la familia y ser parte.

Mirando hacia el futuro…aproveché que estaba con Johannes Reindl, el sucesor de Phyllis, para coordinar su visita a Sudamérica el próximo otoño. Habrá actividades en Montevideo, Buenos Aires, Santiago y San Pablo.

En Octubre, viajé a Santiago de Chile para participar del Encuentro Latino Americano (ELA) número 25. Esto se originó como un encuentro de Maestros miembros de The Reiki Alliance , ha pasado por distintas exploraciones sobre cómo abrirlo a la comunidad de Maestros de Reiki. Este año, con generosidad, los miembros de The Reiki Alliance presentes decidieron que en el futuro será para Maestros que practiquen Usui Shiki Ryoho. La primer vez que asistí a un ELA fue en 1996, mi primer contacto con comunidad de Maestros.

Esta vez, fuimos 24 asistentes, de Chile, Argentina, Uruguay, Brasil y Colombia. Compartimos sobre nuestros momentos individuales como Maestros, nuestra práctica personal y también sobre el Sistema, y el proceso de Sucesión que sucedió.

Poco tiempo después, la situación de la sociedad de Chile comenzó con el proceso de reclamos en las calles. Ya estaba en Argentina. Lo viví por las noticias y la información compartida por los colegas chilenos.

Me hice un tiempo en Septiembre para participar del III Encuentro Federal de Derechos Humanos en Buenos Aires, en la ex ESMA. Trabajamos en comisiones con el propósito de generar al agenda de Derechos Humanos del gobierno que acaba de asumir. Mi práctica de Reiki implica que me vea a mí mismo como un individuo que forma parte de un todo más grande, de una sociedad que puede ser más justa y así más sana. Mi apoyo a Abuelas de Plaza de Mayo sigue intacto.

Y también, como parte de mi comprensión de este todo del que formo parte, he seguido aprendiendo sobre procesos regenerativos. El pensamiento regenerativo se va expandiendo. Este año ofrecí un taller para practicantes de Reiki de cualquier sistema o escuela al que llamé: «Reiki: un camino de reconciliación», en el que exploramos algunos principios regenerativos. Volveré a ofrecer este taller en 2020. El planeta necesita urgentemente que cambiemos nuestra manera de pensar, para cambiar nuestra manera de habitarlo y que así pueda sustentarnos a todas las formas de vida que lo habitamos.

También ofrecí un tiempo de profundización para mis alumnos de Segundo Grado. Y seguí ofreciendo clases de Reiki, Primer y Segundo Grado, tratamientos y consultas varias.

Como escribí en el título, fue un año intenso. Cumplí 60 años ( en julio) , que celebré con alegría y ahora me estoy preguntando sobre cómo imagino mi vida en los próximos 10 años. Algo es seguro, ¡autotratamiento cada día!


Esta entrada fue publicada en Varios y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.