Agosto- Septiembre 2012

No es mi estilo subir mi foto en este sitio, pero esta vez la situación es «una imagen vale más que mil palabras.»

Les cuento cómo llegué a esta foto…

Hace algún tiempo conté acá mismo sobre mi tarea como miembro del Directorio de The Reiki Alliance. En agosto asistí al «Retiro de la Office of the Grandmaster» y a la reunión del Directorio de la Reiki Foundation International , representando a The Reiki Alliance.

Estas actividades tuvieron lugar en Arizona.

 El Retiro de la OGM es un tiempo para profundizar la relación con Phyllis Lei Furumoto, Paul David Mitchell y el resto de los participantes. Se comparten preguntas, dudas, inquietudes, reflexiones, experiencias y momentos de enseñanzas. El Tema es Usui Shiki Ryoho. Fueron 4 días completos y un poco más, con participantes de muchos países. Este   retiro se realiza cada año y es abierto a todos los practicantes de Usui Shiki Ryoho.

Al finalizar el Retiro me sentí nutrido, descansado, relajado y muy contento. Esa noche me fui al jacuzzi, a mirar el cielo de Arizona que es famoso por su claridad y estrellas. Salí del jacuzzi mojado, chorreando agua, patiné en el piso y el resultado es el tobillo fracturado.

Luego pasé por la experiencia de ir  a solicitar los servicios médicos de los Estados Unidos, me sentí en una de esas series de la televisión. Estoy muy contento de tener un servicio de asistencia al viajero, que me provee mi tarjeta Visa de Banco de Galicia. Y sí, suena a publicidad, pero en realidad es una recomendación.

Entre los dos días que me llevo el tema médico, festejamos el cumpleaños de Phyllis.

El resultado de mi fractura es que tengo que utilizar muletas para no apoyar mi pie y  una bota plástica por un tiempo más.

Algo para rescatar es que recibí mucho Reiki, mucho cariño y apoyo y este accidente sucedió en un momento en que estaba junto a gente local, que conocen dónde ir, cómo moverse, que me llevaron en sus autos y me ayudaron para que reciba la atención necesaria. En ningún momento me sentí sin atención, o sin saber cómo continuar. Además de la gente local, había cantidad de Maestros de Reiki que ya conozco de años, de distintas partes del mundo, como mi amiga Rita de España ( por mencionar alguien) que está ahí, cada vez que la necesito.

Y la vida siguió. Participé de la Reunion de la RFI, como observador, pero también como uno más, comprometiendome con las actividades, disfrutando de las sesiones de música (sí, tuvimos una musicoterapeuta que nos hizo trabajar desde un lugar «no mental») y las sesiones con Ben, del grupo Regenesis, que nos guía y enseña una nueva forma de pensar.

Luego volé a Washignton, DC, para la reunión del Directorio de The Reiki Alliance.

 ¡Esta era una visitante diaria en la casa que nos reunimos!

Fue una buena reunión, en una casa rodeada de verde, ardillas, ciervos, pájaros.

Y al terminar  me tomé un tren a New Jersey, para visitar una amiga que hace demasiados años que no veía, y esta palabra «demasiados», es porque realmente la extrañaba.

Y seguí. Me fui un  día y medio  a Miami, poco y suficiente, para no regresar de un solo tirón y de allí, avión a Buenos Aires, visitar los hijos y nieta en La Plata y en auto a casa.

Me estoy poniendo al día. Estoy dando clases de Reiki, asistiendo a algunas  personas con Flores de Bach y el fin de  semana  del 6  de octubre me voy a Buenos Aires a disfrutar la visita de Phyllis a Argentina. 

 Todo por hoy.

Esta entrada fue publicada en Varios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.