El sentido de la Portadora del Linaje

Este es un artículo que escribí y fue  publicado en la revista USR (Año 2, Nro 6, septiembre de 2001, pág. 25). Ahora estaba revisando otros escritos y lo encontré. Tiene actualidad, por eso lo copio aquí.

*************************************

Como parte de mi práctica profesional con el Usui Shiki Ryoho doy tratamientos con Reiki.  Uno de mis pacientes me preguntó hace pocos días: -¿quiénes son las personas que están en esas fotografías?-, al ver las fotos que tengo en mi consultorio de Mikao Usui, Chujiro Hayashi, Hawayo Takata y Phyllis L. Furumoto. Me quedé pensando… en esas personas que son viejos conocidos, que se han vuelto parte de mi vida.

Cuando aprendí Reiki de mi Maestra, durante el Seminario de Primer Grado, recibí el Usui Shiki Ryoho por su medio. En ese momento, no me pregunté demasiado acerca de lo que recibí. Lo acepté y lo disfruté. Las sensaciones nuevas en las manos, las posibilidades de Reiki en mi vida abrían nuevas puertas y también sentí que algo se cerraba, en el sentido de redondear y de terminar etapas de búsqueda.  Recién más tarde, ya iniciado como Maestro, cuando conocí la descripción del Sistema hecha por Phyllis Furumoto, tuve la necesidad y oportunidad de explorar la cuestión del linaje espiritual con más profundidad.

Se me ha hecho cada día más claro que este Sistema que he recibido, que practico y transmito es a la vez simple y poderoso. Lo que me fue enseñado ha sido transmitido de boca en boca, de maestro a alumno y tiene un origen. Este origen es el Dr. Mikao Usui. Yo puedo buscar hacia atrás en mi propio aprendizaje y reconocer como pasó de boca en boca, quienes  fueron los maestros por medio de los cuales yo recibí esta enseñanza y llegar hasta el Dr. Usui. Gracias a la historia puedo saber esto. Es decir, hay una sucesión de maestro, alumno-maestro, alumno. Existen, o existieron, personas gracias a  quienes este Sistema llegó a mis manos. En sus manos ha estado, y aún está, la responsabilidad y la posibilidad de elegir como transmitir este Sistema. En esta transmisión está la posibilidad de “tras-pasar” lo recibido, de hacerlo con cuidado o de alterarlo, ya sea consciente o inconscientemente y entonces quitar a quien lo recibe la posibilidad de realizar su propia experiencia con el Sistema e inducir al iniciado a realizar una experiencia diferente. Porque si los Maestros alteramos la forma del sistema que transmitimos, sin duda la esencia que se recibe no es la misma.

Yo he escuchado contar la historia del Sistema repetidas veces. La primera vez, durante mi seminario de Primer Grado. Algunas otras veces la he escuchado contada por Maestros iniciados por Hayawo Takata. Y he leído transcripciones de grabaciones de la Sra. Takata contando la historia del Usui Shiki Ryoho.

Muchas veces pienso  acerca de la presencia de Hayawo Takata, de su importancia. Me maravillo ante esta mujer menuda, que supo sostener la práctica del Sistema en sus manos durante tantos años. Recogiendo un concepto de la escritora y terapeuta Clarissa Pinkola Estés, suelo pensar en Hawayo Takata como “la iniciadora bien iniciada”[1]. Esta  Maestra Reiki  que practicó y enseño durante casi 40 años antes de iniciar otros Maestros, sin temer que su práctica se perdiera. Ella fue el nexo entre Oriente y Occidente, fue la persona gracias a quien la práctica de Reiki vino de Japón a Occidente. Y fue también gracias a su conocimiento de las dos culturas que “tradujo” el Sistema, y aquí no tengo dudas, sin alterar la esencia de la enseñanza recibida de su Maestro. A veces, creo, no comprender el momento histórico en que vivió la Sra. Takata es una de las causas para no comprender la profundidad del trabajo que ella realizó.

Este Sistema comenzó con el Dr. Mikao Usui. Unos de sus alumnos fue Chujiro Hayashi, quien trabajó intensamente junto al Dr. Usui y continuó con el trabajo después de la muerte de su Maestro. El Dr. Chujiro Hayashi eligió como su sucesora a la Sra. Hawayo Takata. Y la Sra. Takata eligió como su sucesora a Phyllis Lei Furumoto. Esta línea sucesoria es lo que llamamos  “Linaje espiritual”.

Uno de los elementos de la forma del Sistema Usui de Sanación Reiki es el linaje espiritual.

Me he preguntado: ¿cómo me relaciono con este elemento de la forma? ¿De que manera influye en mi práctica? ¿Qué tiene qué ver con el tratamiento que me doy a mí mismo cada día?

Pero a mí, practicante de Reiki, ¿qué y cómo  me influye esto? Antes de acercarme a una respuesta me surge otra pregunta: ¿ para qué eligieron sucesores estos Maestros? ¿Significa esto qué no consideraron a todos los Maestros que ellos iniciaron cómo iguales? ¿Dudaban acerca de la continuidad de su obra? En muchas de las disciplinas japonesas existe el concepto del Sucesor del fundador de la escuela, con distintos nombres, y la idea es, en general, que la persona que acarrea esta responsabilidad (a quién en Usui Shiki Ryoho llamamos “Portador del Linaje”) debe cuidar las enseñanzas recibidas y sostener la actualidad de la práctica.

Así como no puedo aislar al linaje espiritual de la historia, tampoco puedo aislarlo del concepto de disciplina espiritual. No quiero analizar en este artículo el concepto que entiendo por   disciplina espiritual, pero si destacar la tradición japonesa de honrar a los antepasados, y de honrar a los maestros (¡Y sí, esto puede llevarme a los principio Reiki!). Honrar al Sistema recibido y cuidarlo. Pienso en el sentido de tener la disciplina para honrar la enseñanza recibida,  a diferencia de nuestro concepto occidental de modificar, cuestionar y finalmente alterar lo recibido creyendo que de esta forma evolucionamos. La actual Portadora del Linaje nos ayuda a  entender que no es el Sistema el que evoluciona, sino nuestra comprensión del mismo.

No tengo respuestas a todas las preguntas que me hago. Y algunas respuestas cambian  en el tiempo, a medida que paso más tiempo con ellas.

Mi relación con la actual Portadora del Linaje tiene varios aspectos, todos ellos inseparables, pero que al momento de escribir puede resultar claro diferenciar. Por un lado, existe la persona de Phyllis, la nieta de Hawayo Takata, Maestra Reiki iniciada por su abuela, mujer sensible, maestra con 20 años de experiencia, Portadora del Linaje, colega, las enseñanzas que he recibido de ella, compartir un tratamiento reiki, dar, recibir.

La Maestra que convoca, aúna, que recoge de otros Maestros, escucha y genera respuestas a nuestras inquietudes como practicantes del Sistema, devuelve y propone, aunque no siempre sus propuestas son apoyadas por la comunidad de Practicantes. Visionaria inspirada.

Punto de referencia de la práctica del Sistema Usui. ¿Qué sería de esta práctica sin el reconocimiento del Linaje Espiritual y la presencia actual de alguien que lo lleve adelante? ¿Tendríamos un lugar de referencia? ¿Cómo sabríamos qué es qué? ¿Cómo se plantearían los acuerdos y diferencias? No puedo imaginarme como sería nuestro “universo Reiki” si este elemento de la forma no es honrado. Estoy seguro que no existiría una práctica.

Y a medida que profundizo mi conocimiento y mi comprensión de este sistema y de la forma que me fue transmitida contacto más su simpleza y su poder. En este reconocimiento yo decido honrar un determinado linaje, reconociendo además que determinados Maestros han mantenido, y aún mantienen el Usui Shiki Ryoho como un sistema con ciertas y determinadas características, con cierta forma. Seres humanos, Maestros Reiki, que aceptaron el desafío de practicar un Sistema y de cuidarlo para las generaciones coetáneas y siguientes. Estos Maestros son Mikao Usui, Chujiro Hayashi, Hawayo Takata y Phyllis Furumoto.


[1] Mujeres que corren con los lobos. Ediciones B. España. 1998. (pág. 285)

Esta entrada fue publicada en Varios y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.