accesibilidad

Lo escribí así, con minúsculas y un poco avergonzado.

Les cuento por qué. Hasta ahora he pensado muchas veces en quienes leen mi blog y me he preguntado quién me lee. Lo que nunca me pregunté hasta ahora es quién quiere leerme y no puede.

Estoy dando una serie de  tratamientos Reiki a una mujer que tiene un hijo no vidente. El mismo día que esta mujer me llamó para pedirme una entrevista  la había visto en la calle caminar con su hijo, en ese momento no sabía quienes eran, y me llamó la atención lo bien que el muchacho se movía y la comodidad de la mujer para guiarlo en caminar. Me quedé pensando…

Luego, en los mismos días,  Ró me envió un link a su blog. Son textos parlantes, podés escuchar y también grabar tu aporte. Rocío Bergé va a donar a la Biblio Braille de la Pcia. Buenos Aires los textos que se generen en su blog.

¿Cuántas personas pueden leer este blog? Seguramente muchas, pero estoy aprendiendo que este blog no es accesible para muchas personas: no videntes; personas con  dificultad para manejar un mouse ( un no vidente no ve por donde anda el cursor si utiliza el mouse), pero incluyo cualquiera con dificultades motoras; personas daltónicas y la lista sigue.

Estoy tratando de aprender cómo generar un blog accesible. Por el momento realicé una sola acción aquí, agregué la posibilidad de transformar texto en voz. Ya sé que esto no es una solución, pero es un primer paso para que un no vidente pueda escuchar mi blog, aunque necesita la ayuda de un vidente…

Tengo mucho que aprender. Quiero poder comunicar mi pasión por Reiki y por la vida.

Una actualización, cuatro meses después.

Desactivé el plugin del texto parlante, porque no me gusta como suena y porque es insuficiente…debo mejorar la accesibilidad un poco más. Hay programas que leen los sitios web, son más completos que el plugin que yo había instalado, porque permiten navegar toda la página.

Hay mucha información en el blog de Patricia Berruti

Esta entrada fue publicada en Varios y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.